El software libre es ahora aún más importante

Si ves cualquiera de las charlas TEDx en YouTube, por favor recuerda usar un programa libre como youtube-dl en vez de tu navegador, porque usando YouTube en tu navegador necesitas utilizar JavaScript privativo.
Descarga este vídeo en formato libre (HD) (SD). Pases de diapositivas similares en español, traducido y adaptado por Victorhck.

 

Por: Richard Stallman

Han pasado treinta años desde la creación del movimiento del software libre, cuyo objetivo es promover el software que respeta la libertad de los usuarios y la comunidad. A este software lo llamamos «libre» (usamos esta palabra para enfatizar que nos referimos a la libertad, y no al precio1). Algunos programas privativos, como Photoshop, son muy caros; otros, como Flash Player, son gratuitos; en ambos casos, esos programas someten a los usuarios al poder del propietario del programa.

Mucho ha cambiado desde que empezamos. Hoy en día casi todo el mundo en los países avanzados posee ordenadores (aveces llamados «teléfonos») y se conectan a Internet con ellos. El software privativo sigue sometiendo a los usuarios al control ajeno sobre sus tareas informáticas, pero ahora existe un nuevo medio para ello: el «servicio sustitutivo del software», o SaaSS, que significa dejar que el servidor de otra persona realice sus tareas informáticas.

Tanto el sofware privativo como el SaaSS pueden espiar al usuario, encadenarlo, e incluso atacarlo. Los abusos son habituales en los servicios y productos de software privativo porque los usuarios no tienen ningún control sobre ellos. Esta es la diferencia fundamental: el software privativo y el SaaSS están bajo el control de otra entidad (normalmente una corporación o un Estado). El software libre, por el contrario, pone el control en manos de los usuarios.

¿Por qué es importante el control? Porque la libertad consiste en poder ejercer el control de su propia vida. Si usted utiliza un programa para realizar actividades que afectan a su vida, su libertad depende del control que tenga sobre el programa. Usted merece tener el control de los programas que utiliza, especialmente si los usa para hacer cosas que para usted son importantes.

Para que los usuarios puedan ejercer el control del programa, son necesarias cuatro libertades esenciales.

(0) La libertad de ejecutar el programa como usted quiera, para cualquier propósito.

(1) La libertad de estudiar el código fuente del programa y modificarlo para que haga lo que usted quiera.Los programadores escriben los programas en un determinado lenguaje de programación (algo así como inglés combinado con álgebra): eso es el «código fuente». Cualquiera que sepa programar y tenga el programa en forma de código fuente, puede leer este código, entender cómo funciona y también modificarlo. Cuando todo lo que tenemos es la forma ejecutable del programa (esto es, una serie de números que un ordenador puede ejecutar, pero cuya comprensión resulta extremadamente difícil para una persona), entender el programa y modificarlo se convierte en una tarea de suma complejidad.

(2) La libertad de hacer copias exactas y distribuirlas cuando se desee. Esto no es una obligación, sino una opción. Si el programa es libre, esto no significa que usted tenga la obligación de facilitar copias, o que se las tengan que facilitar a usted.
Distribuir programas sin las libertades es maltratar a los usuarios. Sin embargo, si no se distribuyen y se usan privadamente no se está maltratando a nadie.

(3) La libertad de distribuir copias de sus versiones modificadas cuando lo desee.
Con las dos primeras libertades, cada uno de los usuarios ejerce el control sobre el programa individualmente. Con las otras dos libertades, cualquier grupo de usuarios puede ejercer un control colectivo sobre el programa. Con todas las cuatro libertades, los usuarios controlan el programa. Si falta alguna de ellas, o si son inadecuadas, el programa es privativo (no es libre) e injusto.

Para actividades prácticas también se utilizan obras de otro tipo, como recetas de cocina, material pedagógico (libros de texto, manuales de consulta, diccionarios y enciclopedias), tipos de letra, diagramas de circuito para construir hardware o patrones para fabricar objetos útiles (no meramente decorativos) con impresoras 3D. Como no se trata de software, el movimiento del software libre no abarca estas obras en sentido estricto, pero aplica el mismo razonamiento y llega a la misma
conclusión: tales obras también deben tener las cuatro libertades esenciales.
Con el software libre usted puede experimentar aportando modificaciones al programa para que haga lo que usted quiera (o deje de hacer algo que usted no quiera). Manipular software puede parecerle ridículo si usted está acostumbrado a las cajas herméticas del software privativo, pero en el mundo libre es algo muy común, y además es una buena manera de aprender a programar. (Ver más)

 

anillosur_logoPantalla de Bienvenida 12flisol_wikiPantalla de Bienvenida 11

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*